¡Arriba, abajo, al centro, al dentro! (Annie T.)

Pasar tiempo en los bares y las discotecas en España me ha permitido experimentar la vida nocturna de este país único. Es sorprendente que los jóvenes puedan pedir alcohol cuando tienen solo 18 años y 1,07% de los varones y 1,17% de las hembras mueren por consumo de alcohol en España (WHO, 2004) en contraste con 5,48% de los varones y 1,92% las hembras en los Estados Unidos. La cifra es más baja para los españoles y es el resultado de la cultura sociable que promueve el consumo de alcohol cuando una persona es joven. Mientras deambular al anochecer, puedes ver que los jóvenes se llenan las calles fuera de los bares con sus bebidas. El uso nocivo de alcohol es evitado porque ellos beben en un lugar público donde hay muchas personas. El consumo de alcohol es un aspecto importante para socializar en esta cultura y por eso ocurre con moderación. Desde mi perspectiva, la gente no tiene la intención de beber excesivamente hasta experimentar desmayo por alcohol porque la gente quiere ir a otros bares y socializar allí.  Aunque los bebedores parecen ser más jóvenes, ellos no beben como los jóvenes en los Estados Unidos y es obvio que la gente beba alcohol con responsabilidad. Vivir en una cultura donde las personas se encuentran afuera de sus casas para beber hace un ambiente seguro donde todo el mundo quiere pasar el rato y divertirse.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *