La generación plástica (SPN 482)

Es una sociedad donde las chicas son delgadas, los chicos son fuertes y las fiestas no terminan nunca. Desde mi perspectiva, es la percepción de la vida del adolescente típico en los Estados Unidos que recibimos en Mean Girls, una película con Lindsay Lohan. Las muchachas son rubias con teces blancas como la versión más nueva de Barbie. Hay reglas para decirles qué tipo de ropa es aceptable y en qué día. Las animadoras salen con los jugadores de futbol y con los hombres que tienen los músculos más grandes. Es casi prohibido charlar con personas de otra clase social. Es obvio que es más importante tener una buena apariencia física que ser inteligente o recibir buenas notas. Ser un miembro de un club de matemáticas o de ciencias es “el suicidio social”. Me hace pensar que la vida del joven ordinario es perfecta en cada manera. Pero la pregunta permanece: ¿podemos creer todo lo que vemos en las películas? O ¿Estamos apoyando este estilo de vida materialista?

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *