Galicia (Alex J.)

galicia_blog_imagenGalicia ocupa el rincón noroccidental de España, bordeada al sur por Portugal, y goza de un clima bien templado y un paisaje verde, aunque sea a cambio de las lluvias más amplias de toda la península. En el noroeste de Galicia llueve hasta 150 días al año. La población es más densa en las áreas costeras, ya que la pesca y las industrias marítimas han tenido papeles centrales en la cultura, la economía y la gastronomía; las dos ciudades más grandes, Vigo y A Coruña, se sitúan al lado del mar y son puertos importantes. La capital está en Santiago de Compostela, donde se encuentra una gran Catedral del mismo nombre dedicado al apóstol Santiago el Mayor. Se dice que en la Edad Media se encontraron los restos del apóstol cerca del sitio donde hoy en día está situada la Catedral. Una leyenda de la época de la Reconquista – la larga serie de guerras entre ejércitos cristianos del norte y islámicos del sur – cuenta que durante una gran batalla Santiago mismo descendió del cielo en un caballo blanco con una espada en la mano para ayudar a la fuerzas cristianas, que ganaron la batalla. Desde la época medieval, la Catedral que se erigió en su nombre ha sido una destinación para peregrinos cristianos, y actualmente atrae bastante turismo secular también. En años recientes ha crecido el número de turistas que visita Galicia, para quienes Santiago de Compostela es una atracción central; el 85% de los turistas en Galicia visita la ciudad. Pese al aumento del contacto con el mundo exterior, Galicia, que antiguamente fue un reino independiente, mantiene rasgos que la distingue del resto de España, incluso su propio idioma: el gallego. Como el español (que también se conoce como el “castellano”) el gallego proviene del latín, pero su pariente más cercano es el portugués. La mayoría de la gente de Galicia puede hablar el gallego y casi todos lo comprenden, pero todos también habla el castellano, que es un idioma oficial de la autonomía junto con el gallego. Aunque mantienen su identidad independiente, los gallegos son amables con los extranjeros, y si vas a Galicia para ver la Catedral o para probar el pulpo a la gallega, es seguro que te darán una bienvenida acogedora.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *