El horror oculto en la belleza (Leah E.)

Cuando estábamos caminando por el bosque, estábamos rodeados de la naturaleza.  ¡Qué bonita era!  Los caminos no eran de hormigón sino de tierra, rocas y pasto.  El bosque no tocado por la suciedad de nuestro mundo moderno, pero completamente puro.  Los riachuelos inocentes, burbujeando bajo de la montaña.  Los animales sin preocupaciones y los árboles todavía altos y viejos con muchos cuentos para decirnos.  Pero, piensa en esto:  no más de 73 años antes de hoy, el mismo bosque de paz y inocencia estaba lleno de caos y terror.  No podemos imaginar las muertes, el derramamiento de sangre ni el sufrimiento que había en este bosque tan tranquilo.  Donde hoy hay vistas impresionantes, había escenas de vidas perdidas.  Los mismos bunkeres que hemos visto, que hemos tocado con nuestras manos estaban cubiertos con sangre.  Los árboles que vimos hoy se habían cortado para facilitar la violencia.  Donde nosotros estábamos, había soldados demasiado jóvenes.  Sobre todo estuvimos en el bosque con nuestras vidas tan privilegiadas.  Pero necesitamos recordar las vidas, en el mismo bosque, que eran exactemente las opuestas.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *