El corazón de la juventud (SPN 482)

​Los jovenes americanos y los jovenes españoles tienen vidas muy diferentes. Me parece que la vida de un chaval español está más centrada en la familia, la vida nocturna, los amigos, las fiestas, y la comunidad. Por lo contrario, la vida de un adolescente americano está más centrada en la educación, la carrera, y la independencia. En general, los chicos españoles van a vivir en casa con sus padres hasta cerca de treinta años, y les gusta salir a los bares y los clubes, y es más sociable. En contraste, un zagal americano se centra más en convertirse en un éxito financiero y independiente y es menos sociable. En los Estados Unidos, he observado que mucho de la generación de hoy que conozco quieren ir a universidad, obtener una carrera lucrativa, y comprar una casa. Les gusta ir a fiestas y pueden ser de tipo sociable, pero no cada noche, sólo en los fines de semana. Yo pienso que quizás una combinación de los dos tipos de vidas sería perfecto.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *